Globered
Consigue tu propia página web
ESTE ES MI HIJO, 
EL AMADO, EN QUIEN TENGO COMPLACENCIA.
Mt.3:17


0 0 0

LAS COSAS QUE HAN DE SUCEDER 21b Apocalisis

"LIBRO FINAL"

Por: Patricia1200 | Publicado: 17/11/2011 23:42 |
 
 
 
 
 

13. LA NUEVA JERUSALÉN
 

a. La desposada, la esposa del Cordero
 

9-Vino entonces a mí uno de los siete ángeles que tenían las siete copas llenas de las siete plagas postreras, y habló conmigo, diciendo: Ven acá, yo te mostraré la desposada, la esposa del Cordero.
 

b. La ciudad santa
 

10-Y mellevó en espíritu a un monte grande y alto, y me mostró la ciudad santa, Jerusalén, que descendía del cielo, de Dios,
 

c. Su gloria y su apariencia
 

11-teniendo la gloria de Dios. Y su resplandor era semejante al de una piedra preciosísima, como piedra de jaspe, diáfana como cristal.
12-Tenía un muro grande y alto con doce puertas; y en las puertas, doce ángeles, y nombres inscritos, que son los de las doce tribus de los hijos de Israel;
13-al oriente tres puertas; al norte tres puertas; al sur tres puertas; al occidente tres puertas.
14-Y el muro de la ciudad tenía doce cimientos, y sobre ellos los doce nombres de los doce apóstoles del Cordero.
15-El que hablaba conmigo tenía una caña de medir, de oro, para medir la ciudad, sus puertas y su muro.
16-La ciudad se halla establesida en cuadro, y su longitudes igual a su anchura; y él midió la ciudad con la caña, doce mil estadios; la longitud, la anchura y la altura de ella son iguales.
17-Y midió su muro, ciento cuarenta y cuatro codos, de medida de hombre, la cual es de ángel.
18-El material de su muro era de jaspe; pero la ciudad era de oro puro, semejante al vidrio claro;
19-y los cimientos del muro de la ciudad estaban adornados con toda piedra preciosa. El primer cimiento era jaspe; el segundo, zafíro; el tercero, calcedonia; el cuarto, esmeralda;
20-el quinto, sardónice; el sexto, cordalina; el sétimo, crisoprasa; el undécimo,
jacinto; el duodécimo, amatista.
21-Las doce puertas eran doce perlas; cada una de las puertas era una perla.
Y la calle de la ciudad era de oro puro, transparente como vidrío.
 
 
e. El templo agrandado
 

22-Y no vi en ella templo; porque el Señor Dios Todopoderoso, y el Cordero, es el templo de ella.
 

f. Su luz y su lámpara
 

23-La ciudad no tiene necesidad de sol ni de luna que brillen en ella; porque la gloria de dios la ilumina, y el Cordero es su lámpara.
 

g. Las naciones alrededor de ella
 

24-Y las naciones andarán a la luz de ella; y los reyes de la tierra trerán su gloria de ella.
25-Sus puertas nunca serán cerradas de día, pues allí no habrá noche.
26-Y llevarán la gloria y la honra de las naciones a ella.
27-No entrará en ella ninguna cosa profana, ni quien haga abominación y mentira, sino solamente los que están inscritos en el libro de la vida del Cordero. Ap. 21: 9-27
 
 
 
 
 
 
 
9_Uno de los siete ángeles que ejecutaeon las siete plagas postreras le mostró a Juan la Nueva Jerusalén.
Esto significa que el juicio de las siete copas está relacionado con la Nueva Jerusalén.
Una mujer es novia principalmente sl día de bodas, mientras que una esposa lo es toda la vida. La Nueva Jerusalén será la novia durante el milenio, es decir por mil añoas, que es como un día (2P. 3:8), y será la esposa en el cielo nuevo y la tierra nueva por la eternidad, por los siglos de los siglos.
 
10_El monte grande y alto setá en contrste co el desierto mencionado en Ap. 17:3. Juan fue llevado al decierto para ver a Babilonia, la gran ramera, y fue llevado aun monte grande y alto para ver la novia, la Nueva Jerusalén. Es necesario que seamos llevados a un "monte alto" a fin de ver la morada de Dios para cumplir Su propósito eterno.

11_La gloria de Dios es la expreción de Dios, es Dios expresado. Nosotros hemos sido predestinados para esta gloria y llamados a la misma (1Co.2:7; 1P. 5:10; Ts.2:12). Estamos en el proceso de ser transformados hasta alcanzar esta gloria (2 Co.3:18) y seremos introducidos en ella (He. 2:10). Finalmente, seremos glorificados con Cristo (Ro.8:17,30) y tendremos la gloria de Dios para expresarlo en la Nueva Jerusalén.
Lit., luminaria o portaluz. Hoy día, los creyentes, como hijos de luz (Ef. 5:8), son la luz del mundo (Mt. 5:8) y resplandecen en medio de una generación torcida y perversa (Fil. 2:15). Al final, la Nueva Jerusalén, compuesta de todos los santos, será la luminaría que expresará a Dios como luz sobre todas las naciones en sus alrededores (v. 24).
La piedra preciosa no es la luz, sino un partaluz. No tiene luz en sí misma, sino que la luz, la cual es Dios, fue forjada en ella y resplandece en ella. Esto indica que nosotros, por ser parte de la Nueva Jerusalén venidera, debemos ser trnsformados en piedras preciosas, por haberse forjado Dios en nuestro ser como luz resplandeciente, a fin de que seamos portadores de luz y brillemos como expresión de Dios.
La apariencia de Dios es como jaspe. La luz de la Nueva Jerusalén es semejante a una piedra de jaspe. La Nueva Jerusalén tiene la apariencia de Dios y expresa a Dios mediante su resplandor.

12_El muro tiene como fin separar y proteger. La Nueva Jerusalén estará totalmente separada para Dios y protegerá completamente los intereses de Dios. Su muro será grande y alto. hoy en día todos los creyentes necesitan un muro tan grande y alto que los separe y proteja.
Las puertas sirven para establecer comunicación, pqrq entrar y salir. Doce es el número de perfección absoluta y consumación eterna en la administración de Dios. Por lo tanto, las "doce puertas" indican que en la Nueva Jerusalén la comunicación es absolutamente perfecta y eternamente completa para la administración de Dios.
En la economía eterna de Dios, los ángeles son epíritus ministradores (He.1:14
Ellos sirven a los que heredan la salvación y participan de la bandición eterna de la Nueva Jerusalén, que es el centro del cielo nuevo y la tierra nueva. Ellos serán los porteros de nuestra posesión, mientras que nosotros disfrutemos la rica herencia en la economía eterna de Dios.
Aquí Israel representa la ley del Antiguo Testamento, lo cual indica que la ley está representada en las puertas de la Nueva Jerusalén. La ley vigila y observa para asegurar que toda comunicación, toda entrada y salida de la Santa ciudad satisfaga los requisitos de la ley. Los nombres de la doce tribus de Israel inscritos en las doce puertas significa que las doce tribus de israel son la entrada de la santa ciudad; como entrada, las doce tribus, mediante la predicación del evangelio, introducen a los hombres en al riquezas del Dios Triuno para que disfruten la suministración de la ciudad.
Aquí la mención de Israel tambíen indica que la Nueva Jerusalén incluye a todos los redimidos del Antiguo Testamento.

13_La ciudad se halla establecida en cuadro (v. 16), y tiene tres puertas en cada uno de los cuatro lados. El lado oriental, al frente, dirigido hacia la gloria de la salida del sol, se menciona primero; el lado norte, arriba, en segundo lugar, el lado del sur, abajo, en tercer lugar; el lado occidental, atrás, en cuarto lugar. Las puertas de los cuatro lados están dirigidas hacia las cuatro direcciones de la tierra, lo cual significa que la entrada a la santa ciudad esta disponible para todos los pueblos de la tierra. (los cuatrobrazos del rio en Gn.2:
10-14) Las tres puertas en cada lado significa que los tres de ls eternidad---el
Padre, el Hijo y el Espíritu---coopran para introducir a la gente en la santa ciudad, lo cual se indica en las tres párabolas de Lc. 15, y está implícito en lo que el Señor dijo en Mt 28:19. Ser bautizado en el nombre del Padre, del Hijo y el Espíritu es la verdadera entrada a la santa ciudad. Tres puertas en cada uno de los cuatro lados (tres por cuatro es doce) ztmbién implican que el hombre, la criatura. (El número cuatro representa a los seres vivos, Ap. 4:6.)

14_Aquí los cimientos no son el fundamento, el cual es Cristo, como se mencionaen (1Co. 3:10-11), sino los doce apóstoles del Cordero. Hoy en día la iglesia es sdificada sobre el fundamento de los apáotoles y profetas ( Ef. 2:20). Puesto que en la eternidad ya no se necesitarán profetas, los cimientos de la santa ciudad serán solamente los apóstoles
Aquí los apóatoles representan la gracia del Nuevo Testamento, lo cual significa que la nueva jerusalén está edificada sobre la gracia de Dios. Mientras que la entrada a la santa ciudad corresponde a la ley de Dios, la ciudad es edificada sobre la gracia de Dios. La palabra "apóstoles" denota que la Nueva Jerusalén esta compuesta no solamente de los santos del Antiguo testamento, representados por Israel, sino también de los santos del Nuevo Testamento, representados por los apóstoles.

15_Una caña se usa para medir, y se toman medidas cuando se va a tomar posesión (Ez. 40:5; Zac. 2:1-2; Ap.11:1). Dado que el oro representa la naturaleza de Dios. la caña de oro indica que la ciudad, sus puertas y su muro son medidas según la naturaleza de Dios. Todo lo que no concuerde con la naturaleza de Dios no puede pertenecer a la Nueva Jerusalén. Toda la ciudad, con sus puertas y su muro, puedern pasar la medida y la prueba de la naturaleza de Dios; por consiguiente, puede ser su posesión.

16_Indica que la Nueva Jerusalén es perfecta y completa en todo sentido, totalmente recta, sin la más ligera desviación.
Doce mil equivale a mil por doce. Puesto que el número doce significa perfección absoluta y consumación eterna en la administración de Dios, doce mil representa mil veces esto.
Las dimensiones del Lugar Santísimo, tanto en el tabernáculo como en el templo, eran iguales en longitud, anchura y altura (Ex. 26:2-8; 1R. 6:20). Por tanto, la equivalencia de la longitud, la anchura y altura de la Nueva Jerusalén será el Lugar Santísimo. Allí todos los redimidos de Dios le servirán y le adorarán, verán y palparán Su presencia, y vivirán y morarán en su presencia por la eternidad.

17_Ciento cuarenta y cuatro equivale a doce por doce, lo cual representa la perfección absoluta y la consumación eterna de las perfecciones absolutas y de las consumaciones eternas. ¡Cuán perfecto y completo es el muro de la santa ciudad en la administracuón eterna de Dios.
La ciudad en sí es como un monte con una altura de doce mil estadios, mientras que el muro, desde el cimiento hasta la cima, tiene una altura de ciento cuarenta y catro codos.
En la resurrección, el hombre será como los ángeles (Mt. 22:30). Por consiguiente, "de medida de hombre, la cual es de ángel", indica que el muro de la ciudad no es natural, sino que está en la resurrección.

18_El jaspe es una piedra preciosa transformada (1Co. 3:12). La apariencia de Dios es como el jaspe (Ap. 4:3). el muro de jaspe significa que toda la ciudad, por ser la expresión corporativa de Dios en la eternanidad, tiene la apariencia de Dios.
Puesto que el oro representa la naturaleza divina de Dios, la ciudad de oro puro significa que la Nueva Jerusalén está completamente constituida de la naturaleza de Dios y que ésta es su elemento. "Oro puro semejante al vidrio claro", indica que toda la ciudad es transperente y que no tiene nada de opacidad.
Claro, limpio. Puro, limpio.
 
19_La Nueva Jerusalén es una ciudad que tiene fundamentos (He. 11:10). Estos fundamentos son los doce apóstoles del Cordero (v. 14), cada uno de los cuales está representado por una piedra preciosa. Pedro, el primero de los doce apóatoles, se llamaba originalmente Simón.
Cuando Simón conoció al Señor, el Señor le cambió el nombre y le llamó Pedro, que significa "piedra" (Jn. 1:42). Más tarde, el Señor lo llamó por ese nombre cuando habló acerca de la edificación de la iglesia (Mt. 16:18).
Las piedras preciosas no son creadas, sino producidas por medio de la transformación de cosas creadas. Todos los apóstoles fueron regenerados y transformados en piedras preciosas para el creyente necesita ser regenerado y transformado para formar parte de la Nueva Jerusalén.
Los colores de las doce piedras preciosas de los cimientos, las cuales representan a los doce apóstoles , son los siguientes: La primera piedra es verde, la segunda y la tercera son azules, la cuarta es verde, la quinta y la sexta son rojas, la séptima es amarilla, la octava es de color aguamarina, la novena es amarilla, la décima es verde clara. La undécima y la duodécima son púrpuras. Las doce capas de los cimientos de los colores mencionados arriba tienen la apariencia de un arco iris, lo cual significa que la ciudad está edificada y salvaguardada por fidelidad de Dios con la cual guarda Su pacto (Gn. 9:8-17) y que el fundamento de la ciudad es fideligno y confiable.
La primera capa del cimiento del muro, así como todo el muro de la Nueva Jerusalén, es de jaspe (v. 18). Esto indica que el material principal en la edificación de la snata ciudad es el jaspe. Puesto que el jaspe representa a Dios expresado en Su gloria transmisible, la función principal de la santa ciudad es expresar a Dios al llevar Su gloria (v.11).

21_Las perlas son producidas por las ostras en las aguas de la muerte. Cuando una ostra es herida por un grano de arena, secreta su líquidi vital alrededor del grano de arena y loconvierte en una perla preciosa. Est6 describe cómo Cristo, Aquel que vive, entró en las aguas de la muerte, fue herido por nosotros a fin de convertirnos en perlas preciosas para la edificación de la expresión eterna de Dios. El hecho de que las doce puertas de la santa ciudad sean doce perlas, significa que la regeneraciónn efectuada por el Cristo que vence la muerte y secreta vida es la entrada de la ciudad. Esto satisface los requisitos de la ley, la cual es representada por Israel y está bajo la observación de los ángeles guardianes (v.12).
La Nueva Jerusalén está edificada con tres clases de materiales preciosos, lo cual significa que está edificada con el Dios Triuno. En primer lugar, la ciudad misma y su calle, son de oro puro (vs. 18, 21). el oro, símbolo de la naturaleza divina de Dios, representa al Padre como la fuente que produce el elemento necesario necesario para la exixtencia de la ciudad. En segundo lugar, las doce puertas de la ciudad son perlas, las cuales representan la muerte vencedora y la resurrección vivificante del Hijo, por medio de las cuales se obtiene la entrada a la ciudad. En tercer lugar, el muro de la ciudad y su cimiento estan edificados con piedras, lo cual representa la obra del Espíritu que transforma a los santos redimidos y regenerados en piedras preciosas para la edificación de la habitación eterna de Dios, a fin de que ellos expresen a Dios, de una manera corporativa en su gloria, la cual lo satura todo. En el huerto de Edén estas tres clases de tesoros solamente existían como materiales (Gn. 2:11-12), mientras que en la ciudad de la Nueva Jerusalén estos materiales preciosos llegan a formar una ciudad edificada para el cumplimiento del propósito eterno de Dios, el cual es obtener una expresión corporativa.
Cada puerta de la snta ciudad es una perla, lo cual significa que la entrada a la ciudad es única y se hace una vez por todas, es decir, significa que solamente podemos entrar a la cuidad mediante la regeneración efectuada una sola vez y para siempre, la cual Cristo logró con Su muerte vencedora y con Su resurrección que imparte vida.
Por las puertas uno puede entrar en la ciudad, mientras que por la calle uno puede andar, vivir, diariamente en la ciudad. La entrada a la ciudad se obtiene mediante la muerte y la resurrección de Cristo, mientras que el andar diario, el vivir cotidiano, en la ciudad, concuerda con la naturaleza divina de Dios, lo cual es representado por la calle de oro puro.
Después de entrar en la ciudad por medio de la regeneración, los santos deben vivir y andar diariamente tomando la naturaleza de dios como camino. La naturaleza de Dios es la senda de ellos.
El oro puro, el cual simnoliza la calle de la Nueva Jerusalén y la ciudad misma, es como vidrio claro (v.18), lo cual significa que toda la ciudad es transparente. Aunque las perlas sean opacas, cada una de ellas es una gran puerta abierta que nunca será cerrada ni de día ni de noche (v.25).

22_En el Antiguo Testamento, el tabernáculo de Dios fue un precursor del templo de Dios. La Nueva Jerusalén como el tabernáculo de Dio (v.3) será el templo de Dios, lo cual indica que en el cielo nuevo y en la tierra nueva el templo de Dios será agrandado, al punto de ser una ciudad. La equivalencia de las tres dimenciones de la ciudad (v. 16) indica que la ciudad en conjunto será el Lugar Santísimo, el templo interior. Por consiguiente, no habrá templo en ella.
La palabra "templo de ella" se refiere al templo interior. Este templo es el Señor Dios Todopoderoso y el cordero serán el lugar en el cual serviremos a Dios. La santa ciudad como tabernáculo de Dios es el lugar donde morará Dios, y Dios y el Cordero como el templo es un lugar donde los santos redimidos morarán. En el cielo nuevo y la tierra nueva, la Nueva Jerusalén será una morada mutua para Dios y el hombre por la eternidad.

23_En el milenio la luz del sol y de la luna será intensificada (Is. 30:26). En cambio, en la Nueva Jerusalén, la cual está en el cielo nuevo y en la tierra nueva, no habrá necesidad del brillo del sol ni de la luna. El sol y la luna existirán en el cielo nuevo y en la tierra nueva, pero no se necesitará su resplandor en la Nueva Jerusalén por que Dios, la luz divina, brillarán mucho más allí.
En el cordero como lámpara brillará Dios, quien es la luz, para iluminar la ciudad con la gloria de Dios, la cual es la expresión de la luz divina. Puesto que la santa ciudad será iluminada por tal luz, no necesitará otra luz, ya sea creada por Dios o producida por el hombre.

24_Al final de esta era, muchos habitantes de la tierra morirán como resultado de la sexta y la séptima trompetas. El resto será juzgado por Cristo en el trono de Su gloria cuando El regrese a la tierra. Los que sean condenados, los "cabritos", recibirán maldición y perecerán en el lago de fuego, mientras que los que sean juzgados, las "ovejas", recibirán bendición y heredarán el reino preparado para ellos desde la fundación del mundo (Mt. 25:31-46). A diferencia de los creyentes del Nuevo testamento, las "ovejas" no serán salvas ni regeneradas, solamente serán restauradas al estado original que el hombre tenía cuando fue creado por Dios. Serán las nacines como ciudadanos del reino milenario, en el cual los santos vencedores serán reyes (Ap. 20:4, 6), y los que constituirán el remanente salvo de Israel serán naciones, engañadas por el diablo, se rebelará cotra el Señor y será consumada por el fuego que decenderá del cielo (Ap. 20:7-9). Los demás serán trasladados a la tierra nueva para ser las naciones, las cuales vivirán alrededor de la Nueva jerusalén y andarán a su luz. Estos serán el pueblo mencionado en los vs. 3 y 4. Ellos, como hombres que fueron creados pero no regenerados, conservarán la vida para siempre en el estado en que fueron creados, mediante la santidad de las hojas del árbol de la vida (Ap. 22:2). También ellos vivirán para siempre (v.4). Bajo el resplandor de la Nueva jerusalén con la gloria divina, tampoco estarán en tiniebla.
Estos reyes son los reyes de las naciones en la tierra nueva. Los santos redimidos y regenerados reinarán sobre ellos (Ap. 22:5), y Cristo será el Rey de reyes por la eternidad.
Aquí gloria se refiere al esplendor (Mt. 5:16)
El muro de la ciudad separará la ciudad de las naciones, pero las puertas abiertas mantendrán las ciudades accecibles a ellas.
 
25_En el cielo nuevo y la tierra nueva todaviá habrá distinción entre el día y la noche, pero en la Nueva Jerusalén no habrá tal distinción, porque allí Dios mismo, una luz más intensa, brillará continuamente.

26_Honra se refiere a lo que es precioso en cuanto a condición y digno en cuanto a posición.

27_Puesto que las naciones que vivirán en la tierra nueva fuera de la Nueva Jerusalén llevarán su gloria y su honra a la ciudad, seguramente están incluidas entre los que están inscritos en el libro de la vida del Cordero.
____________________________0________________________________
 
 
 
 
 
 
HERMANOS EN CRISTO JESÚS
A DIOS HONRA, HONOR, PODER Y GLORIA DE LOS SIGLO Y POR LOS SIGLOS
OREMOS POR TODOS Y TODO, DANDO GRACIAS INFINITAMENTE.
ORANDO POR EL PRONTO REGRESO DE NUESTRO AMADO JESÚS SALVADOR Y ÚNICO SEÑOR
DIOS LOS BENDIGA.

¡VEN PRONTO SEÑOR JESÚS!
AMÉN Y AMÉN

Gracias.


 
 
 
 
 




Comenta